Es suficiente echar una breve mirada a la historia para darse cuenta: El DAAD une al ser humano con la ciencia. Fundado en 1925 en Heidelberg por iniciativa de un solo estudiante, es hoy una de las principales organizaciones para la promoción del intercambio internacional de estudiantes y científicos.

Desde su fundación, el DAAD ha apoyado a más de 1.9 millones de académicos dentro y fuera de Alemania. Es financiado como Asociación Civil por las universidades y las comunidades estudiantiles alemanas. Su actividad va mucho más allá del otorgamiento de becas: El DAAD fomenta la internacionalización de las universidades alemanas, fortalece la lengua y las letras alemanas en el extranjero, apoya a países en vías de desarrollo en la construcción de universidades fuertes y asesora a los tomadores de decisiones en la política educativa, la política científica exterior y la política de desarrollo.

Becas para los mejores

El DAAD permite a jóvenes dentro y fuera de Alemania obtener experiencia internacional mediante estancias de estudio o investigación. La mayoría de los becarios extranjeros del DAAD son estudiantes de Máster y doctorado. La oferta de becas se concentra en los graduados, ya que ellos ya han dado primeras pruebas de su capacidad académica y se pueden beneficiar más de una beca que los estudiantes de primer ciclo. Por lo tanto, el DAAD otorga becas para una primera carrera académica de Bachelor solamente a los mejores egresados de los colegios alemanes en el extranjero.

Amplia red

El presupuesto para las becas proviene en primer lugar de fondos federales de diferentes ministerios, sobre todo del Ministerio de Asuntos Exteriores, de la Unión Europea y de empresas, organizaciones y gobiernos extranjeros. La oficina central está en Bonn, además el DAAD tiene una oficina en Berlín. Una amplia red de sedes externas y centros de información mantiene el contacto con los principales países asociados en todos los continentes y brinda asesoría en los respectivos países.